¿Beethoven era sordo?

¿ Beethoven era sordo ?

Nos ponemos a hablar de unos de los más grandes compositores de la historia, y hace daño a la vista leer que un músico es sordo. Lo mismo que si te dicen que Dalí era ciego, Maradona cojeaba, o alguno de nuestros presidentes de gobierno está/estaba dando una conferencia en inglés.

Y es que el señor Beethoven, tuvo una prolífica trayectoria musical. Y nos dejó, entre otras muchas piezas: nueve sinfonías, nueve conciertos, una ópera, dos misas, tres cantatas, treinta dos sonatas para piano…

O sea, que el tipo, además de un genio, era un currante. Combinación que te lleva al éxito a menos que seas un auténtico gilip…

Y no lo era:

La música es una revelación mayor que toda la sabiduría y la filosofía.

Cuesta entonces creer la afirmación: Beethoven era sordo. ¿Verdadero o Falso?

La realidad es que es VERDADERO. 

El pobre Beethoven fue quedándose sordo progresivamente.

Eso, unido a diversos problemas físicos (dolores abdominales, cirrosis hepáticas, pancreatitis…) sumieron al hombre en depresiones y lo instalaron en una irritabilidad perpetua. No se aguantaba ni a el mismo. Normal.

Parece ser que una intoxicación de metales pesados (plomo, cadmio, mercurio) es la causa de tanta desgracia. ¿Tienes amalgamas de mercurio en la boca? Háztelo mirar

El caso es que aparte de tanta obra genial, Beethoven pasará a la historía por otro hecho que no suele ser tan conocido.

En 1809, el músico decidió marchar de Viena hacia Holanda. Como todo hijo de vecino, quería mejorar su condición económica. Ver a Mozart morir en la pobreza era un buen incentivo para mover el culo.

Sin embargo, la aristocracia Vienesa estuvo más espabilada que la directiva del Barça con Neymar, y le ofreció quedarse en Viena a cambio de una pensión anual de 4.000 florines.

Eso no solo le dio independencia económica, sino que le dio libertad creativa. Hacer lo que quisiera, cuándo quisiera. Y es que hasta la fecha, los músicos formaban parte del servicio doméstico de los aristócratas y componían e interpretaban a gusto de ellos.

De alguna manera, Beethoven fue el primer artista independiente de la historia.

Ante de despedirnos, un enlace a una de sus obras maestras. Su novena sinfonía, escrita tres años antes de su muerte y cuando ya estaba totalmente sordo. El ser humano es maravilloso.

Una de las obras más trascendentales, importantes y populares de la música y el arte. Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad y elegida en 1985 como himno oficial de la Unión Europea.

Hasta la próxima… ¡Aprovechad para leer!

ENLACES RELACIONADOS

PRODUCTOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Rafael Folk Reyes .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios WebEmpresa S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.