¿Las pirámides egipcias las construyeron esclavos?

¿Las pirámides egipcias las construyeron esclavos?

Cuando hablamos de pirámides, inevitablemente se nos vienen a la cabeza las egipcias. Y entre ellas las de Giza: Keops, Kefrén y Micerinos. Posiblemente, algunos de vosotros habéis tenido la suerte de visitarlas.

Hay muchos datos fascinantes sobre las pirámides. Por ejemplo: Sabíais que Cleopatra (69 a.c-30 a.c.) estuvo más cerca (temporalmente) de vivir la construcción de la Sagrada Familia de Barcelona (1882-en curso) que la pirámide de Keops (finalizada en el 2570 a.c).

Si los datos son fascinantes, qué decir de los misterios que las rodean: que cómo las construyeron, que si estaban malditas, que QUIÉN las construyó.

Esa es la pregunta que os lanzamos.  “Las pirámides las construyeron esclavos”. ¿Verdadero o Falso?

La realidad es que es FALSO. 

Vaya, igual te has quedado un poco sorprendido. A ver si te cerramos la boca  😉

No en vano, y con cierta ironía,  decía una lectora en nuestro facebook. “No creo que los faraones construyeran muchas…”

Nosotros tampoco… Así que vamos descendiendo por el orden social egipcio.

Tras el Faraón, los sacerdotes. Que formaban, en la sociedad egipcia, una casta privilegiada, cuidadosamente jerarquizada. ¿De qué nos suena…?

El caso es que, aunque los sacerdotes debían justificar sólidos conocimientos de teología, medicina y astronomía, no estaban por el campo o la obra. Precisamente.

Luego venían los funcionarios y los escribas (esto también nos suena). Eran más de la pluma (o la porra). Nada de picos, palas o arados. Descartados.

Y para mantener el sistema, la clase “media”: Campesinos, obreros, artesanos, comerciantes… y los esclavos. Prisioneros de guerra, que tenían, mas bien, una relación de servidumbre que de esclavitud propiamente dicha.  Por aquí tendríamos que buscar…

Y el caso es que, aunque históricamente se ha pensado en los esclavos como constructores de las pirámides, la realidad es que…

Fue esa “clase media” de hombres libres la que las construyó.

Por ejemplo, extraído de un decreto de Micerino, en relación a los obreros que trabajaron en su pirámide:

Su Majestad no quiere que se tome ningún hombre a trabajo forzado, sino que todos trabajen a su satisfacción…

Visto que NO eran los esclavos. Ahora falta ver qué incita, a un hombre libre, a ponerse a tirar de un bloque de piedra que pesa unos miles de kilos.  Con lo a gusto que se está uno en su casita ocupándose de sus tareas.

Hemos leído un par de teorías que nos cuadran:

Una dice que iba en el ADN del pueblo egipcio la necesidad de estar ocupado. Y como las crecidas de Nilo hacían hiperfértiles la tierra, y con poca necesidad de mano de obra. Había mucho elemento ocioso por la calles. Sin televisión, ni internet, algo tendrían que hacer. Había una reputación que mantener.

Otra, menos prosaica, dice que el que curraba en las pirámides tenía exenciones especiales en la “declaración de la renta”. Nos cuadra un poco más. Hoy no hay que sudar tanto para escaquearse de pagar. Legalmente. Lo de moralmente es otra cosa…

Sea el motivo que fuera, no fueron los esclavos. Y si por medio estaban los extraterrestres, o no, ya es un tema en el que no nos metemos…

Hasta la próxima… ¡Aprovechad para leer!

ENLACES RELACIONADOS

PRODUCTOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No es nuestra intención molestarte con obviedades. Para funcionar, una web necesita cookies. Como el legislador leer más. Verdad, verdadera política de cookies, pinche e intenta no dormirte.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies